martes, 25 de octubre de 2016

¡QUÉ INOCENTES SON LOS NIÑOS/AS!














¿CÓMO SE SIENTEN LOS NIÑOS/AS?


TODOS DEBEMOS TENER TIEMPO PARA DISFRUTAR CON NUESTROS HIJOS/AS





Y LOS NIÑOS....¿ CÓMO NOS VEN?

http://www.antena3.com/noticias/sociedad/emotivas-palabras-varios-ninos-sindrome-down-sus-madres_20150321571e548d6584a8abb582ad3a.html







HAY QUE MARCAR LÍMITES


Como padres/ madres tenemos que evitar  consentir en exceso a  nuestros hijos/as.

https://www.facebook.com/escuelasparalapaz/videos/285116551851178/


Os doy unos consejos para evitar la rebeldía de vuestros hijos/as:

1) Cuando nuestro hijo nos pida las cosas de malos modos, no debemos cumplir sus deseos por mucho que grite, hasta que lo diga correctamente. A veces el niño está perdido y lo que necesita es una simple orientación; podemos intentar enseñarle, a través de los cuentos o de las historias inventadas por nosotros mismos, el valor del respeto hacia los demás y hacia las otras opiniones. De esta forma iremos consiguiendo que nuestro hijo vaya ganando en flexibilidad y tolerancia a medida que crece.

2) Si nosotros le contestamos mal cuando no responde a nuestras expectativas, lo más probable es que nuestro hijo termine por hacer lo mismo por pura imitación. Debemos evitar confundirle con mensajes contradictorios: “contestar está mal y papá y mamá tampoco lo tienen que hacer”.

3) Si el niño sigue contestando y esta vez sucede en un lugar público, nos mantendremos al margen y después, cuando lleguemos a casa, hablaremos en privado de manera más calmada, afrontando el problema con tranquilidad, sin espectadores y acordando reglas de conducta.

4) Una buena forma de erradicar las contestaciones desagradables, especialmente si se prolongan durante un tiempo, es elogiar la conducta contraria y alabar a nuestro hijo cada vez que se comporta de una forma agradable y correcta.


5) En casa intentaremos siempre tener un clima libre de peleas, gritos y faltas de respeto. Con ello ayudaremos a que el niño se sienta más cómodo en su propio hogar y no repita acciones o palabras indeseadas. Además, como padres, les proporcionaremos las horas de descanso adecuadas, además de la higiene y la alimentación necesaria.


6) No dejaremos que el niño se salga con la suya tras una mala conducta. Es muy fácil ver cuando el pequeño nos intenta hacer chantaje diciendo "Si me porto bien..." o "...sino me portaré mal". Si hacemos caso a estas condiciones lo más probable es que no vaya a dejar de utilizarlas. Aunque llore en público no debemos tampoco concederle lo que desee sin estar nosotros de acuerdo. Simplemente, debemos dejar que tenga unas cuantas rabietas para que se dé cuenta de que no le van a servir para salirse con la suya y entonces, paulatinamente, dejará de utilizarlas como condicionante de nuestra conducta.

7)  Confianza y comunicación es básico para saber cómo se siente el niño

 En cuanto a la atención debemos prestársela siempre. Es verdad que hay momentos en los cuales deberemos hacer otras tareas y no podremos estar pendientes al cien por cien del niño. Por este motivo, debemos hacerle respetar nuestros horarios y nuestro propio tiempo. Si se porta mal para llamar la atención le haremos saber que no nos gusta este comportamiento y que solamente tendrá nuestra entera atención si se comporta como es debido.

 8) De nuevo, deberemos dejarle que se porte mal un rato sin hacerle caso para que sea consciente él mismo de que el mala conducta no le servirá para llamarnos la atención en casa (y probablemente entienda así también que tampoco le funcionará en el colegio).

ESCUELASAFAZEN

TE PROPONGO UNA ACTIVIDAD EXTRAESCOLAR MUY INTERESANTE PARA TÍ Y TUS HIJOS/AS: Si estás buscando una actividad para tus hijos/as q...